En junio del 2018, la Policía de Santa Cruz anunció un golpe al narcotráfico tras meses de investigación. Se trataba del mega operativo denominado “Sangre Verde”, en el que se incautó una importante cantidad de droga encontrada antes de ser distribuida en las ciudades del norte de la provincia.

Madroñal dijo no tener vínculos con la venta de drogas, pero su teléfono celular lo deschavó

El caso fue supervisado de cerca por el comisario general Luis Águila, exsuperintendente de la Policía Judicial e Investigaciones. El propio comisario se comunicó la noche del 8 de julio de 2018 con La Opinión Austral para dar a conocer los resultados de los procedimientos. “Les habla el jefe de la Policía Judicial, era para comentarles que acabamos de concluir con el operativo Sangre Verde, con importantes resultados, alrededor de 9 kilos”, dijo con humildad tras desbaratar una banda narco.

 

 Parte de toda la droga secuestrada por la Policía. FOTO: POLICÍA DE SANTA CRUZParte de toda la droga secuestrada por la Policía. FOTO: POLICÍA DE SANTA CRUZ

El juicio finalmente se hizo la semana pasada en Río Gallegos y gran parte del mismo fue a través de videollamada debido a las distancias con las localidades del norte y en el marco de la pandemia. El mismo tuvo como carátula “Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización” contra los imputados.

 

La mayor cantidad de droga estaba en la casa de Samuel Campano, en Truncado

A Campano le pidieron más años de cárcel ya que era el cabecilla de la banda y la mayor cantidad de droga se encontraba en su vivienda de Pico Truncado. A Papich un poco menos porque la distribuiría en Las Heras y a Madroñal menos debido al grado de duda en torno a él, ya que sólo le encontraron 65 gramos de marihuana, pero su celular dio información sobre supuestas ventas de droga.

transacciones. “Debido a la cantidad de droga, había más compradores”, dijo Ruggero.
 
 
Fuente: La opinion austral.