Connect with us

Zona Norte

Un nene de Gobernador Gregores falleció en Mendoza

Published

on

30 de diciembre del 2022

Así lo relató uno de los pescadores que estaba en la zona en el momento de la tragedia que enluta a la localidad santacruceña de Gobernador Gregores. Un niño de siete años murió ahogado tras ser arrastrado por la corriente del embalse Los Reyunos en San Rafael (Mendoza)

Este jueves, una familia de Gobernador Gregores que se encontraba en vacacionando en San Rafael (Mendoza) sufrió una impactante tragedia luego de caer al agua en el dique Los Reyunos y ser arrastrados por la corriente. Se trata de Walter Gillig (45) y Alexandra Lafeullade (43), quiénes estaba junto a su  hija de 4 años y su hijo de 7 años. Lamentablemente, el niño no sobrevivió y fue hallado sin vida por la policía tras largas horas de intensa búsqueda.

Según relató el hombre, estaba su esposa junto a sus hijos tomándose una foto sobre el lecho del río «cuando en ese momento se aproxima una creciente por la derivación del agua y los tres son arrastrados por la corriente”.

Luego del accidente, el hombre desesperado fue a buscar ayuda y se encontró con un grupo de pescadores que se encontraban cerca.

«Estábamos pescando y alrededor de las 18.00 horas se acercó una camioneta con un hombre desesperado, llorando y diciendo que su hijo estaba ahogado. Ya que no hay señal en el lugar, le pedimos a mi compañero que fuera hasta el club náutico para llamar a la policía. Nos quedamos consolando al hombre hasta que llegó la Policía. Unos 20 o 30 minutos», relató uno de los pescadores en diálogo con TVA El Nevado.

En esa línea, el joven agregó: «Nos quedamos con el hombre porque pensamos que la familia había fallecido, por como lo contaba. Así que nos quedamos consolándolo hasta que llegó la policía».

Sin embargo, lo que el hombre no sabía es que su esposa y su hija de cuatro años habían lograron sujetarse de una roca y salir a la superficie y luego a tierra firme.

«Una vez que llegó la Policía y el hombre fue para allá, nos dimos cuenta que estaba viva la mujer y la nenita», relató el pescador que estaba junto a Walter Gillig y añadió: «No vimos nada, intentabamos no ver tampoco, pensamos que la familia estaba fallecida y nos quedamos consolándolo para que no actúe de una manera alterada«.

Por otro lado, los jóvenes contaron su experiencia pescando en ese embalse y advirtieron que hay señalización que prohíbe a las personas bañarse en esas peligrosas aguas.

«Es la primera vez que venimos a pescar, pero en todo el trayecto están los carteles que está prohibido bañarse, para avisarle a los turistas. Sabemos que es complicada porque somos de la zona y sabemos que largan la creciente una vez al día», concluyó.

TruncadoIforma.Todos los derechos reservados ® 2021. Diseño web y programación web por:NicoSplash

A %d blogueros les gusta esto: